viernes, 11 de enero de 2008

Segundo viernes del año

Es un viernes diferente, normalmente consistiría en estar en una fiesta, en un toquin, o al menos correrían las chelas...

Este no, es un viernes muy tranquilo, aunque esxiste la posibilidad de chelear, no creo entrarle, ando como raro del estomago, comienzo a creer que se trata de gastritis, siempre me rehusé a padecer algo así, pero creo que en algún momento de mi vida me tendría que alcanzar... Ni modo...

Cambiando de tema, alguien se acuerda de Andres Manuel López Obrador? La verdad, yo ya casi no, hasta que leí por la mañana un artículo sobre el...

"Estoy dispuesto a contender por la Presidencia de la República en las elecciones del 2012, y serían las últimas, porque yo si tengo dignidad", palabras del mismo AMLO...

Hijoles! Si de verdad tuviera dignidad no andaría por ahí recaudando fondos de un pueblo pobre, haciendo el papel de Mesías Mexicano, y además, gastando esos fondos en un "Gobierno Alterno"... Cuál es el caso?

De verdad espero que este hombre entienda y se dé por vencido, porque no creo que el PRD lo apoye para estas elecciones, el gallo del partido del sol va a ser sin lugar a dudas nuestro Alcalde Ebrard, a poco creen que las pistas de hielo y las playas son así por buena onda?

Este señor solo se aprovecha de las esperanzas del pueblo, juega con sus ilusiones y con su dinero...

Ojala cambie de parecer...

2 comentarios:

Daniel dijo...

es triste ver que la politica mexicana es un ASCO y que estos personajes lo hacen solo por el poder o por el varo no hay un orgullo detras de todo su show pero en fin como diria cristina pacheco a qui nos toco vivir....

saludos y abrazos sabatinos con hueva en la chamba (ni modo hoy me toco)

El Negro dijo...

¿Sabes de algún político que tenga verdadera vocación de servicio hacia el pueblo?

Todos (tal vez haya excepciones) lo hacen por beneficio personal, desgraciada o afortunadamente este tío no llegó a cumplir sus planes, el negocio de la política es como el de las gelatinas... unas cuajan otras no.

Lo penoso de AMLO es que se comporta como perro desos de pelea que se traban, el pendejo ya perdió y sigue mordiendo enojadísimo el pedazo de trapo que le quedó en el hocico.

Si fuera mi perro, lo bañaba con agua fría pa'q' se le quitara lo caliente, luego lo encerraba una semana sin comer, apuragua y luego a un asilo a hacerle compañía a los viejitos jajajajaja

Yo que se, la política sólo es el reflejo de la sociedad, supongo que es verdad aquello que versa... CADA PUEBLO TIENE EL GOBIERNO QUE SE MERECE!!!

¿Tu qué dices mi Közá?