viernes, 31 de agosto de 2007

Diferencias culturales...

Despierto a las 10 de la mañana después de haber dormido tres horas luego de una larga noche de fiesta...

Amanezco, hambre, y que mejor idea que aguantar un ratito e ir e almorzar/comer a la plaza del Gigante una buena comida cantonesa (o al menos eso dice el letrero), una rica ración de arroz frito, unas costillas, una pollo rebozado en salsa agridulce y un rollo primavera... Ufa!!!

De hecho nomás de escribirlo vuelvo a babear...

OK, hago tiempo, voy a cortarme el cabello, espero a que C! llegue de la escuela y vayamos juntos a comer, increíble, igual llega con un antojo brutal de un platillo oriental... Yeah!!!

Vamos a la plaza caminando bajo este cielo grisáceo y bajo amenaza de lluvia babeando como niños chiquitos...

Llegamos a la barra donde estan todos los platillos servidos y a la vista para aumentar ese deseo culinario... Pero esperamos a que la pareja de a lado termine de pedir para poder ver nuestros platos llenándose... Ufa!!!

Estamos en eso de saber que queremos pedir, cuando de repente en ese paisaje se atraviesa sin más ni más, así como cácaro de cine, así como el espontáneo en los partidos, así como un brinco en el DVD, así como si nada, se atraviesa rompiendo ese equilibrio visual una condenada CUCARACHA!!! GUACALAS!!! Pero eso no es lo peor, este bicho mientras cruza, la encargada esta sirviendo la comida por encima del bicho, vaya, si me imagino la perspectiva de la cucaracha diciendo, no mames! Que rico se ve esa cuchara de chop suey que veo allá en las alturas cruzando sobre de mi!!!

Pero la encargada no le presta ninguna emoción a este evento, lo hace como si fuera la cosa más normal en el changarro... Le cae que no va a hacer nada??? Acaso será una parte de la cultura oriental, el respeto al bicho, la convivencia con esta especie?

En efecto, la cucaracha cruzó todo el mostrador con una calma propia de un turista en el centro histórico, mientras seguía sirviendo los platos de los comensales...

Obvio no terminamos de ver esta escena cuando C! y yo ya buscabamos otro lugar donde comer...

Maldita sea!!! Que antojo tengo de un plato así...

cucaracha

Si, ya se, es un hecho implícito que estos lugares sufren de cosas así, pero cuando se vuelve explícito... Guacalas!!! Paso!!!

2 comentarios:

el montañes dijo...

G U A A A A A A C A L A S!!!!!!!

Aunque podria apostar que te valió y sí te quedaste a comer ahí, o de dónde crees que sale lo crunchy del arroz frito, jajajajajaja. Buen provecho

el Negro dijo...

Vamos poniéndole fecha pa ir a la comida china que está atrás del primer depto del Montañés y Lola, lo recuerdas??? y pa la próxima pide tus cucarachas empanizadas, por lo menos no se ven tal reales jajajaja